Itinerarios - Shaoshan

En mayo del 2010, un conocido historiador chino declaró irónicamente que viajar a Shaoshan, ciudad natal de Mao Zedong, era como visitar el famoso santuario Yasukuni de Tokio, donde se venera, entre los soldados japoneses caídos durante la Segunda Guerra Mundial, a criminales de guerra. Su comentario provocó la indignación en Internet y la censura oficial, un amuestra de lo mucho que aún se adora al Gran Timonel; muchos chinos se encogen de hombros ante los millones de muertos que causaron algunas políticas de Mao. En el pasado, cada año peregrinaban a la bonita Shaoshan, situada unos 130 km al suroeste de Changsha, más de tres millones de turistas chinos (incluidos el propio Mao en 1959 y 1966). Hoy, la afluencia de jóvenes y mayores es todavía elevada, por lo que hay colas en los principales reclamos y muchísimos grupos turísticos.